Ciudad del Cabo

      Es quizás la Ciudad más occidentalizada de Africa, y la segunda capital de Sudáfrica. Con un aire afro-mediterráneo, destaca por ser una localidad bastante amigable para el turismo. Su luz y sus tranquilos paseos cerca del mar hacen que uno se sienta como en casa. Hay infinidad de actividades para disfrutar, tanto en la ciudad como por sus alrededores y cuenta con un servicio de transporte publico bastante moderno y eficiente. Moverse en coche por sus calles no conlleva mayores problemas que en cualquier otra gran urbe, con la ventaja de que casi todo lo visitable para el turismo está en la misma área; en torno a las laderas de Lion Head, Signall Hill y Table Mountain. Quizás la actividad más turística sea subir a estos dos montes, a pie, en coche o en teleférico, para contemplar la ciudad y su bahía desde las alturas.

      Culturalmente también es una interesante ciudad, en la que destacar el colorido barrio musulmán de Bo-Kaap con su pequeño museo inaugurado en 1760 y la mezquita Islam Nurul, que data del año 1844. Otra interesante visita es el museo de la esclavitud y el cercano parque de Company’s gardens. Ciudad del cabo también cuenta con atractivos y modernos centros comerciales, como el Victoria and Alfred Waterfront o el tradicional mercado de la plaza de GreenMarket donde comprar artesanía africana. Otra posible excursión es tomar el ferry que nos acerca a la isla Rooben donde se encuentra la cárcel que recluyo a el famoso dirigente negro Nelson Mandela. Hoy es un museo de historia del Apartheid y junto al resto de la isla fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1.999.

África te cambia por siempre como ningún otro lugar en la Tierra. Una vez que has estado ahí, nunca volverás a ser el mismo.

Brian Jackman