Botswana

 

        

   

     Desde siempre el Delta del Okavango ha sonado en  nuestros oídos como sinónimo de aventura, algo casi imposible de realizar. Una zona lejana en el sur de áfrica y perteneciendo a un país, Botswana  del que casi no sabemos nada.  Solo su vida salvaje y unas imágenes maravillosas de un rio, El Okavango que en la temporada de lluvias desemboca creando un espectacular delta en el desierto del Kalahari inundándolo de vida.

     Pero Botswana no es solo eso, además de su increíble delta nos ofrece espectaculares lugares, casi mágicos, como los saladares de Nxai y Magadikgadi, el caudaloso rio Chobe y su parque nacional, y como no, el desierto del Kalahari, además de una cultura ancestral reflejada en las pinturas creadas por los antiguos Bosquimanos en los abrigos de Tsodilo Hill. A demás de su maravilloso paisaje, es quizás el país donde podemos encontrar mayor densidad de animales tanto herbívoros como carnívoros, gracias a  unas buenas políticas conservacionistas, una acertada economía  y muchos años de gobiernos estables, hacen de Botswana el lugar ideal para vivir una mágica aventura en el corazón del África subsahariana.

   

  Atrévete a vivir una inolvidable y maravillosa experiencia en contacto continuo con la naturaleza. Vive con la mayor intensidad cada momento del día, disfruta intensamente la noche, sintiendo la escalofriante vida salvaje de uno de los lugares más increíbles de nuestro planeta.

 

 

El sueño de África tal vez no sea más que un afán de aventura, la resistencia infantil del corazón a aceptar la vulgaridad y rutina del mundo. (Javier Reverte)